Aquí la procesión del Corpus se detiene un tiempo donde tiene lugar una homilía del arzobispo bajo el Arco de la Sangre. Esta plaza nació en el alto medievo como zoco dedicado a la venta de caballerías, alzándose en su lado mayor (donde hoy está el citado Arco y el reloj) un muro que delimitaba la zona palaciega y militar (el Alficén) del resto de la población. Desde 1465 funcionaron unos mercados semanales conocidos como “los martes” que hoy perviven en el paseo de Merchán. En el XVI Juan de Herrera trazó un plan que no pudo concluirse para regularizar la plaza y sus casas en torno un espacio rectangular. En Zocodover se han vivido de actos institucionales, religiosos, proclamas, corridas de toros hasta 1833, festejos de todo tipo y glorieta de paseo desde 1840, acogiendo cafés, salones de tertulia, confiterías y terrazas. Es la plaza más popular de Toledo, lugar de encuentro para residentes o visitantes y epicentro del recinto histórico comunicado con todos los barrios de la ciudad.

Textos: Rafael del Cerro Malagón


Tweet